Coronavirus: organizando eventos en tiempos de pánico

11 marzo, 2020 - 9 minutes read

Ya hemos escuchado hablar bastante del coronavirus, su origen, su facilidad para propagarse y, sobre todo, su impacto en los eventos. Pero quizá ese es el problema, hemos escuchado bastante. En Peewah, hemos analizado el estado global de la situación, para ofrecer información sobre el virus, prevenir su contagio y las razones de la conmoción.

Como ya hemos escuchado, el virus tiene origen en Wuhan, la ciudad más poblada de la región central de China. Desde finales de 2019 se ha empezado a propagar con una velocidad preocupante. Pero vale la pena tener cuidado con la manera en que se interpreta la información. 

Salud Pública y Coronavirus en la era digital

Como hemos visto, la OMS acaba de clasificar al coronavirus como una pandemia. Esto NO es sinónimo de muerte, el término se refiere a una enfermedad que afecta a un amplio número de personas alrededor del mundo. Esta enfermedad puede ser tratable, tener vacuna e incluso ser asintomática.

Para el caso del coronavirus: el 80% de los infectados presentan síntomas leves, el 15% tiende a tener síntomas severos, como neumonía, y solo el 5% llega a un estado crítico. De hecho, si comparamos al coronavirus con otros virus de propagación importante, podemos ver que tiene la tasa de mortalidad más pequeña registrada desde 1967.

El 2% de los infectados tiene complicaciones que terminan en casos desafortunados de fallecimiento. Por lo general, se trata de personas de la tercera edad o con complicaciones previas en su sistema inmunológico. Así que, desde luego es un problema de salud pública que requiere de una especial atención, pero el llamado a la calma es necesario.

Entonces, con esta información, ¿por qué el pánico colectivo? Esta es la primera vez que se sigue el comportamiento de un virus a nivel global en tiempo real. Google Maps ha añadido a su app una opción para que todos los usuarios puedan visualizar en vivo el comportamiento de la pandemia.

Lo anterior, sumado la bomba mediática de los medios a nivel mundial, ha ocasionado que se sobredimensionen las consecuencias del virus. Incluso las bolsas de valores, el precio del dólar, el euro y el petróleo han recibido los coletazos de dicho pánico.

¿Cómo llevar entonces tus eventos con todo el pánico colectivo causado por el coronavirus? 

Tampoco se trata de desestimar la pandemia, pero como organizador puedes reducir el riesgo de infección sin afectar tu evento.

1. Cuidado con la comunicación, NO acrecientes el pánico por el Coronavirus en los eventos

Ten mucho cuidado con la forma en que comunicas la situación del  evento en relación con el virus. No minimices los sucesos, pero utiliza las palabras adecuadas para no caer en el sensacionalismo. Un doble check a los comunicados que genere el Equipo de Comunicaciones sería importante.

Importante: no dejes de comunicarte con tu audiencia y dales información relevante sobre ti. El primer error es dejar de explicar qué está pasando con el evento. No todo el mundo tiene un plan bajo la manga para una pandemia, pero es mejor un “Estamos trabajando para ustedes” que no saber nada.

El silencio es tu peor enemigo y más con todo el ruido que está causando la mediatización de virus, no debes dejar espacio para las suposiciones. Ahora bien, no eres el medio para informarles sobre epidemiología, los asistentes se están informando sobre el virus en otros medios. Cuando visiten tus redes sociales, van a querer saber sobre ti y tu evento, utiliza todo el poder de tu Social Media para contarles qué estas haciendo, ¡no te desvíes!

2. Facilitar el acceso a desinfectantes

El Coronavirus ingresa por las vías respiratorias, el virus no puede penetrar la piel, por lo que suele ingresar al organismo con ayuda humana. Tocarse la cara con las manos sucias o recibir un estornudo directo, son las formas comunes en que las personas se pueden infectar.

De aquí, por qué la recomendación de lavarse las manos frecuentemente es fundamental, y suena simple, ¿no? Pues bien, para algunas personas no es un hábito común, por sorpresivo que parezca.

Puedes estimular este hábito en tus eventos colocando dispensadores de jabón antibacterial en entradas y salidas de salones, dentro de los salones, en baños y demás espacios que consideres apropiados. Incluso, en la entrada del evento puedes distribuir envases personales con jabón antibacterial.

Ten en cuenta que, según las recomendaciones de la BBC, los jabones antibacteriales «(…) en el caso del coronavirus, sí pueden ser efectivos, pero sólo como medida temporal, mientras se tiene acceso al agua y jabón.»

3. Identifica potenciales infectados por el coronavirus en tus eventos

Recomiende a las personas con gripe NO asistir al evento. Los síntomas del coronavirus son similares a los de una gripe común, por lo que estaría bien hacer la advertencia al público asistente. Incluso, puedes enviar un formulario antes del evento para que los asistentes identifiquen si tienen los síntomas del virus o no.

4. Limpia cada que se pueda

El coronavirus puede sobrevivir durante horas en las superficies de los objetos. Aprovecha cada break en que los asistentes salgan de los salones o auditorios para limpiar el espacio. Tal como lo señala la OMS: «Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).»

5. Cancelar es una palabra muy fuerte

Se espera contar con la vacuna para el virus pronto. De igual forma, los esfuerzos que llevan a cabo algunos países por contener el contagio ya están surtiendo efecto. Es una situación de cuidado, pero si se le da el manejo adecuado, el coronavirus no tiene por qué cancelar tus eventos.

Sin embargo, si definitivamente no puedes llevar acabo tu evento, la primera opción a considerar es aplazarlo. Es probable que los proveedores sean flexibles con el tema por la coyuntura que acontece, trata de llegar a acuerdos para no perder el esfuerzo de meses en planeación y producción.

Mantente al tanto de la evolución del virus y de las medidas preventivas que dan las autoridades competentes. Si por medidas estatales se prohíbe la reunión de multitudes o si no puedes garantizar condiciones sanitarias acordes a la situación, es momento de acoplarse. Pero recuerda: aplazar o volver tu evento virtual es mejor que cancelar.

¿Organizas eventos y quieres conocer una alternativa en época de COVID-19? Pide una grabacción de nuestro [WEBINAR] gratuito en el cual hablamos sobre esto.Webinar Coronavirus y la Industria de los Eventos

Crea tu primer evento online