¿Quieres tener un evento taquillero? Invita a un influenciador

25 Abril, 2016 - 5 minutes read

Hace algunos años se realizó un evento en Estados Unidos cuya asistencia superó las expectativas y ni siquiera los propios organizadores entendieron el porqué. Al siguiente año lo volvieron a realizar y no hubo tal acogida; por lo tanto, decidieron hacer una investigación más profunda de lo sucedido antes de empezar a planear su siguiente edición y se dieron cuenta que en la versión exitosa, un celebrity (que ellos no invitaron) había anunciado a través de sus redes sociales que estaría allí y posteriormente había asistido al evento. Resulta que ese acontecimiento fue la principal razón del éxito inesperado. En la siguiente edición el equipo de producción, al haber identificado lo sucedido, invitó al mismo influenciador y a un par más con pases VIP y los resultados los volvieron a sorprender. El equipo organizador confirmó que valía la pena realizar esa inversión teniendo en cuenta lo que representaría en ganancias por asistencia.

Los influenciadores no son un nuevo tipo de espécimen inventado recientemente; son aquellas personas, centro de atención, celebridades del 3.0 que generan credibilidad, que sus comentarios en redes sociales logran interacción, conversación y ante sus recomendaciones, persuaden o movilizan a sus seguidores. El influenciador no es necesariamente un famoso del 1.0, muchas veces son personas del común que se dieron a conocer a partir de las redes (tuiteros, youtubers, instagramers, etc), son consumidores hablándole a otro consumidor (C2C) y esto genera mayor credibilidad en los otros usuarios. Este súper poder que estos personajes tienen sobre los otros ha sido identificado por las marcas.

Pero ojo, para que esto funcione adecuadamente en su evento o marca debe saberlo emplear. Es necesario saber identificar al influenciador adecuado; no todos los influenciadores abarcan la misma temática. Para esto ya existen aplicaciones que le permiten a las empresas descubrir quienes son su mejor opción según el nicho de mercado al que se desea llegar, nivel de influencia sobre ellos y la zona geográfica donde se encuentra la mayoría de sus seguidores. La influencia del influenciador, valga la redundancia, no se mide por números de seguidores sino por la interacción que este logra; hay personas que pueden tener muchos contactos en su red pero al escribir sobre un tema determinado no generan mayor interacción ni engagement.

Marcas y agencias están comenzando a identificar potenciales influencers, esto quiere decir personas que se perfilan como futuros influenciadores cuya credibilidad va en crecimiento para empezar a trabajar con ellos desde ese momento. Ahora, en cuanto a la forma de trabajo, estas son las opciones que usted tiene para ofrecerle; no pago (en cuyo caso necesitas alguna motivación adicional para garantizar su asistencia), pagado en especie o con dinero. Debes ser muy claro desde el principio en indicar cuál será el beneficio para ellos. También debes concertar con ellos quién escribirá los posts en sus redes sociales al respecto, si ustedes lo enviarán o lo harán ellos. En ambos casos se debe conservar el estilo del influenciador y no romper sus tuits habituales con una evidente venta, porque el resultado podría ser el contrario.

En Colombia y Latinoamérica en general existen grupos de Facebook en donde las agencias dicen que tipo de influencers buscan y otros usuarios (normalmente publicistas) o ellos mismos, sugieren cuentas que serán analizadas para saber si son la persona que quieren. Sin embargo, también existen soluciones tecnológicas más sofisticadas que permiten hacer ese match de forma automática. Tal es el caso de Themidgame y de Fluvip.